XSplit vs OBS: ¿Cuál es el mejor para transmitir?

¿Sabías que la gente vio más de 1099 mil millones minutos de transmisiones de Twitch a lo largo de 2020? Es una gran noticia para cualquiera que quiera ser un streamer, porque la demanda está ahí. Todo lo que le queda por hacer para comenzar es decidir el tipo de software de transmisión que desea usar.

Hay dos opciones principales: XSplit y Open Broadcaster Software, u OBS. Ambos ofrecen a los streamers mucha personalización y funcionalidad, pero ambos tienen tanto que ofrecer que puede ser difícil determinar cuál es el más adecuado para ti.

Precios

Si eres un streamer en ciernes, entonces es probable que no quieras invertir mucho dinero en este esfuerzo hasta que veas algún retorno de tu tiempo. Desde ese punto de vista, OBS es la mejor opción. OBS es un programa gratuito y de código abierto con todas las funciones desde el principio.

Por otro lado, XSplit es poderoso, pero gran parte de su funcionalidad está bloqueada detrás de la versión premium del programa que comienza en $ 6.24 por mes. Tampoco es tímido acerca de este hecho: tan pronto como instale XSplit, le pedirá que actualice. XSplit también coloca una marca de agua en sus transmisiones a menos que pague.

Hay varias opciones de precios: una licencia de 3 meses por $ 18, una licencia de 12 meses por $ 44,96, una licencia de 36 meses por $ 112,46 y una licencia de por vida por $ 149,25. El mejor valor es la licencia de por vida, a pesar de su precio más alto. Es una tarifa única.

Si está indeciso, pruebe ambos programas con la versión gratuita. Si realmente desea probar XSplit y todas sus funciones, opte por la versión de 3 meses hasta que esté seguro de que desea dedicarse a OBS o XSplit.

Actuación

El software de transmisión debería exigir recursos mínimos de la máquina que lo ejecuta. Los recursos de una computadora deben dedicarse al juego, no a la transmisión.

En una pantalla inactiva, OBS usó 0.1% de Recursos de la CPU. Una vez que comenzamos a transmitir, la demanda saltó a 1.3% cuando se lanzó el programa, pero rápidamente se estableció en 0.7% y permaneció allí durante toda la transmisión. Probamos OBS usando MTG: Arena, un juego no exigente.

Por otro lado, Xsplit usó el 2% de los recursos de la CPU mientras estaba inactivo. Al transmitir, XSplit saltó al 12% durante el lanzamiento de la transmisión y se recuperó entre el 3% y el 4%. Probamos XSplit usando el mismo juego que OBS.

Una cosa a tener en cuenta es que XSplit funcionó mal durante la configuración y la navegación. La creación de nuevas escenas tomó demasiado tiempo y requirió varias salidas forzadas cuando XSplit dejó de responder. OBS no tuvo este problema.

Interfaz y configuración

Cuando configura OBS, optimiza automáticamente el rendimiento en función de cómo planea usarlo. Le presenta varias opciones: optimizar para transmisión, optimizar para grabación u optimizar para usar solo con la cámara virtual. Puede cambiar esta configuración en cualquier momento desde el menú de opciones para ayudarlo a ajustar mejor el rendimiento.

Una vez configurado, OBS tiene una interfaz bastante complicada. Hay varias opciones de menú como Escena, Fuentes, Transiciones de escena, Mezclador de audio y Controles. Estos le brindan acceso directo a sus comandos más utilizados y están dirigidos a transmisores serios que desean ajustar el control de sus transmisiones sobre la marcha.

XSplit tiene una interfaz más simplificada. Muestra la escena actual y le brinda la posibilidad de cambiar entre diferentes escenas con solo unos pocos clics. Los controles más avanzados, como el Mezclador de audio y otros, son accesibles a través de los menús Extensiones y Herramientas.

Cuando instala XSplit por primera vez, le pide que inicie sesión. Puede crear una cuenta XSplit dedicada o puede iniciar sesión a través de Twitch, Facebook o YouTube. Cuando inicia sesión a través de cualquier fuente además de XSplit, automáticamente importa parte de la información de su cuenta y facilita la configuración de una salida de flujo en una de estas plataformas.

OBS te permite importar filtros para usar en su transmisión, intercambiar entre su fuente de transmisión e incluso cambiar las transiciones de escena con solo unos pocos clics. También puede habilitar Modo estudio, una función que le permite obtener una vista previa de cómo se verá la transmisión antes de implementarla.

XSplit le permite cambiar las transiciones de escena sobre la marcha, pero requiere varios clics más para acceder a las mismas funciones que OBS tiene directamente en el tablero.

Complementos

Tanto OBS como XSplit pueden expandir su funcionalidad a través de complementos propios y de terceros. Estos complementos hacen de todo, desde integrar otros servicios hasta facilitar la interacción con los fanáticos.

Los complementos de OBS se pueden encontrar en Sitio web del proyecto OBS, donde hay cientos de complementos diferentes para navegar. Las categorías incluyen Temas, Herramientas, Scripts, Guías y más. OBS tiene muchos más complementos disponibles que XSplit debido a su naturaleza como un programa de código abierto.

Se accede a los complementos XSplit a través del propio software XSplit. Ir Herramientas> Tienda de complementos para abrir la ventana donde puede buscar entre las distintas opciones. Si bien no tiene tantos complementos como OBS, todavía hay docenas, si no cien o más, disponibles.

Estos se dividen en tres categorías principales: fuentes, extensiones y salidas. Las fuentes dan acceso a cosas como espectadores de chat en vivo, mientras que Extensions incluye integraciones para recursos de terceros como Elgato. La salida proporciona complementos para transmitir fácilmente a YouTube Live y otras plataformas.

XSplit vs OBS: ¿Cuál es el mejor para la transmisión?

Ambos programas son útiles, pero al final, OBS es la mejor opción en general. Si bien es más complejo, su naturaleza de código abierto significa que el potencial de expansión está limitado solo por la voluntad de la comunidad. Dado que es uno de los servicios de transmisión más populares del planeta, no hay falta de voluntad.

XSplit no es una mala opción, pero si tiene que elegir uno u otro, OBS es gratis, pone menos estrés en su sistema y tiene una gran comunidad para ayudar a solucionar los problemas que surjan. Pruébalo y comienza tu viaje para convertirte en el próximo Ninja de transmisión.

Santiago
Los ordenadores siempre han sido una gran parte de mi vida. Decidí crear este sitio para plasmar todo lo aprendido durante tantos años trasteando con estás maquinas. Cuando no estoy editando mi web, me dedico a reparar aerogeneradores.

Deja un comentario